¡Gracias Señor, por todo lo que en este ello me diste!

¡Gracias por los días de sol y los nublados tristes!

¡Gracias por las noches tranquilas y por las inquietas horas obscuras!

¡Gracias por la salud y la enfermedad!

¡Gracias por las penas y las alegrías!

¡Gracias por todo lo que me prestaste y después me pediste!

¡Gracias Señor, por la sonrisa amable y la mano amiga, por el amor y todo lo hermoso y dulce!

¡Gracias por las flores y las estrellas, y la existencia de los niños y de las almas buenas!

¡Gracias por la soledad, por el trabajo, por las dificultades y las lágrimas, por todo lo que me acercó a Ti más íntimamente!

¡Gracias por tu presencia en el Sagrario y la gracia de tus Sacramentos!

¡Gracias por haberme dejado vivir!

¡Gracias, Gracias, Señor por una año mas!