Enciéndete

5 características para un buen matrimonio

Hace tiempo, una joven esposa se me acercó a pedir un consejo para su matrimonio. Ambos habían perdido la comunicación, se faltaban mucho al respeto y ya no sembraban amor en su relación. Me pidió ayuda para salvar su matrimonio y le compartí esta hermosa historia:

Un día llegó un joven junto con su novia a visitar a su abuelo, quien estaba escribiendo y el joven le preguntó: “¿Abuelo, estás escribiendo una historia de nosotros dos?”. El abuelo dejó de escribir, sonrió y les dijo: “Sí, estoy escribiendo su historia de amor. Sin embargo, hay algo más importante que la historia que estoy escribiendo, y es el lápiz que estoy utilizando. Quiero que cuando ustedes se casen, su matrimonio sea como un lápiz”.

Aquel muchacho, intrigado, miró a su novia con cara de asombro y le preguntó al abuelo qué tenía que ver un lápiz con el matrimonio. Y el abuelo le contestó lo siguiente: los lápices tienen 5 características, si ustedes logran mantenerlas en su matrimonio, les aseguro un matrimonio feliz.

  1. El lápiz, al escribir, siempre deja una marca. De la misma manera, han de saber que todo lo que hagan en la vida y en su relación, dejará trazos. Por eso intenten siempre ser conscientes de cada una de sus acciones, palabras y gestos, porque todas dejarán una marca importante.
  2. Lo que realmente importa en el lápiz no es la madera ni su forma exterior, sino el grafito que hay dentro. Por lo tanto, preocúpense por cuidar siempre lo que sucede en el interior de cada uno de ustedes, ya que de ahí saldrá lo que hagan fuera. No se preocupen tanto por el exterior, sino por el interior.
  3. De vez en cuando necesitas dejar lo que estás escribiendo y usar el sacapuntas porque el desgaste deja sin punta al lápiz. Eso hace que el lápiz sufra un poco, pero al final, estará mejor afilado. En su matrimonio, ustedes deberán ser capaces de soportar algunos dolores que los purifiquen y les haga sacar lo mejor de ustedes, porque eso los hará mejores personas.
  4. El lápiz permite que utilicemos un borrador para quitar aquello que está mal trazado y nos permite corregir algo que no hemos hecho bien, por ello permitan que el perdón borre las heridas que se han hecho.
  5. Finalmente, el lápiz es humilde porque siempre se deja guiar por la mano. Ustedes como matrimonio sólo podrán hacer grandes cosas si se dejan guiar por la mano de Dios. Él siempre los dirigirá por el camino correcto, siempre y cuando, ustedes lo dejen.

Espero que todos los matrimonios cuiden cada trazo que hagan, y que los realicen siempre con amor, porque éstos dejarán una marca importante.

Close